Equipos de trabajo que impactan positivamente la organización
1 septiembre, 2020
Enfermera (o) Profesional en SST
22 septiembre, 2020

Cómo pueden sobrevivir las empresas de familia

Según Confecámaras, en Colombia el 86% de las empresas son organizaciones de familia y generan el 65% del empleo. De las empresas de familia que se crean, solo el 30% permanecen en segunda generación y solo el 10% en la tercera generación.

Algunas de las causas por las cuales se dan estos resultados se refieren a la manera como se enfocan los siguientes temas:

  • El manejo del conflicto con las nuevas generaciones (hijos, nietos) que piensan diferente a los fundadores. Visión compartida.
  • Cómo hacemos trascender los valores familiares para que logren la integración y la cohesión hacia objetivos superiores. Cultura fuerte de valores.
  • Cómo definimos el equilibrio entre Familia, Empresa y Patrimonio. Crecer sin descuidar la solidez y la calidad de vida de la familia.
  • Cómo atraemos y retenemos el talento humano. Cómo se determina la forma de ingreso de familiares a la empresa.
  • Qué modelo de gobernabilidad tenemos. Ausencia de órganos de gobierno que propicia la mezcla de necesidades de la empresa y de la familia.
  • El grado de profesionalización de los miembros de la familia y del conjunto de empleados de la empresa. Definir planes de formación continua.
  • La planificación del proceso de sucesión. Definir el sucesor, formarlo y hacer un plan de empalme.
  • La forma de observar y entender el entorno. La mirada estratégica es fundamental.

¿Qué hacer?

Muchos estudios y nuestra experiencia, señalan que uno de los principales mecanismos para prevenir los problemas típicos de las sociedades de familia es el denominado protocolo.

El Protocolo familiar lo entendemos como un documento que contiene la normativa (pautas, procedimientos, directrices y recomendaciones) que sirve para regular las relaciones profesionales, personales y económicas entre la familia y las empresas, teniendo como objetivo primordial asegurar la continuidad de ésta y favorecer su desarrollo económico.

El aspecto más destacable del protocolo es que se trata de un documento con “fuerza moral” fruto del consenso y acuerdo entre los diferentes miembros de la familia, que pone de manifiesto el deseo de mantener la armonía familiar mediante la formalización explícita por escrito de las relaciones entre la familia y la empresa, para evitar posibles conflictos futuros y, así mismo, formalizar el compromiso de cumplir con las normas especificadas en el mismo.

Se trata de un acuerdo voluntario entre los miembros de la familia para buscar la continuidad exitosa de la empresa familiar. La formalización de este documento nos permitirá aprovechar las ventajas de la empresa familiar y prepararnos para eliminar las debilidades.

La idea fundamental es, por lo tanto, lograr el desarrollo de una comunidad de personas, actuando cada uno en el lugar que le corresponda (accionista, directivo, miembro del consejo de familia, etc.).

Un protocolo es de carácter preventivo.

¿Cómo hacerlo?

  1. Generar una dinámica de diálogo entre los miembros de la familia que facilite resolver preguntas como: ¿Por qué y para qué el Protocolo? ¿Si es oportuno? ¿Cuáles son las expectativas de cada uno de los integrantes? ¿Cuál es el compromiso real para elaborar y cumplir con el protocolo?
  2. Definir si se necesita ayuda externa para elaborar el Protocolo.
  3. Elaborar el cronograma para la ejecución del trabajo.
  4. Asegurar que se definan los temas fundamentales del protocolo:
    • Valores, principios y actitudes de la familia en la empresa.
    • Grandes lineamientos empresariales (política de dividendos y reinversión de utilidades, rendimiento de la inversión, endeudamiento, internacionalización).
    • Participación laboral de los familiares en la empresa (políticas de entrada, salida y normas de conducta en el trabajo).
    • Políticas y regulaciones frente a los accionistas.
    • Conformación y funcionamiento de los órganos de gobierno (junta directiva, consejo de familia)
    • El plan de sucesión.
    • Contribución de la familia a la comunidad.

Al final tendremos un instrumento que regula las relaciones de poder que nos permite hacerles frente a los problemas de la empresa como de la familia.

 

Tenemos la experiencia y la firme intención de ayudarles en esta interesante tarea de crecimiento y consolidación de sus empresas.

Por: Augusto Alzate O. Septiembre 2020