Director de Talento Humano
22 octubre, 2020
Analista de Talento Humano
23 noviembre, 2020

¿Cómo resolver el dilema entre AUTOCONOCIMIENTO y diseño de PROYECTO DE VIDA LABORAL?

Muchos años de experiencia y varios caminos recorridos, me permitieron resolver el dilema que hoy les planteo:  #Autoconocimiento y diseño de plan o proyecto de vida laboral: ¿cómo resolverlo? Yo me demoré muchísimos años en hacerlo, espero y aspiro que ustedes puedan resolverlo con prontitud y de la manera más eficiente.  Para ello, cada uno de nosotros escribe su propia historia y contarla ayuda a muchos a encontrar rápidamente el camino y resolver el dilema con mayor prontitud.

Relatar mi historia de vida les permitirá conectarse con la forma de encontrar la respuesta a dicho dilema.

Nací y crecí en una maravillosa ciudad en Colombia, llamada Medellín.  Como cualquier joven de mi edad culminé mis estudios básicos y obtuve mi título de bachiller.  Hasta ese momento solo sabía que, en el colegio había sido buena para las matemáticas, que no me costaban ningún esfuerzo o dificultad y que esto me permitía ayudar a muchas compañeras que consideraban que esta asignatura, era muy difícil y parte de sus problemas académicos.  De alguna manera, iniciaba de manera completamente empírica mi reflexión acerca de que todos tenemos #talento, pero no todos tenemos #talento para todo.

Recorrido el primer trayecto del camino, había llegado la hora de decidir qué estudiar… qué ocupación, profesión u oficio elegir…  cabe anotar que nunca tuve presiones de mis padres, siendo éste un elemento a mi favor, que me permitiría decidir basada en mis gustos, preferencias e imaginarios.  Como me gustaban los viajes y con ello los hoteles, los aviones, los restaurantes y los paquetes de viaje, decidí intentar por ahí y opté por una carrera técnica en hotelería y turismo.  Año y medio después, con un título técnico en la mano, nuevamente surgía en mi la pregunta: ¿y ahora qué?

Elegimos por gustos y sensaciones

Por esa época, en mi ciudad, estaba muy “de moda” que las niñas estudiaran educación con énfasis en preescolar, así que pensé que podría ser una buena opción para continuar mi proceso de formación.  Además, mi madre relataba con frecuencia que su sueño frustrado era haber sido educadora… de alguna forma creo que esto influyó para pensar que la educación era una buena opción.  “Estudiemos educación con énfasis en preescolar” me dije.  Atrás las ingenierías por aquello de la matemática y la hotelería y turismo por aquello de los viajes… adelante la educación!

Cuatro años después, con un nuevo título: Licenciada en Educación y el dilema sin resolver.  ¿Mi plan de vida laboral qué? Aún no existía…

Elegimos por moda, por influencia externa, por el medio

Hasta este punto nunca había escuchado mi voz interior.  Entendí que no quería trabajar el resto de mi vida en educación preescolar, ya tenía el conocimiento, pero no tenía la vocación, ni la competencia, ni la pasión…

No obstante, era necesario ingresar al mundo laboral y “por cosas de la vida”, me ofrecieron un empleo en una universidad fuera de mi ciudad de residencia.  Esto significaba un cambio total de vida.  ¿Fue producto de un plan? No, simplemente se presentó la oportunidad y sonaba muy bien.  La acepté y fueron siete años en la Facultad de Educación de una prestigiosa universidad.

A los 7 años renuncié y me vinculé por espacio de diez años en una institución (también de educación) que me dio la posibilidad de ingresar al mundo empresarial, a través de un maravilloso programa de “formación de tutores empresariales” que lideré; y siento que desde ahí empezó a cambiar mi historia.  Hasta ese momento eran 17 años de mi vida sin escuchar mi voz interior.  Sólo había escuchado las voces envolventes del medio. Hoy reflexiono y me convenzo de que mientras más temprano escuchemos nuestra voz interior, mucho mejor.

En mi camino de vida laboral ¿Lo hice bien?  Si

¿Era mi pasión? No del todo; sólo entendí lo que era trabajar por pasión cuando tuve al frente el mundo empresarial.

Nuevamente con 10 años de experiencia, me retiro de mi trabajo e inicio con un nuevo proyecto de vida laboral en otra universidad privada, en la escuela de ciencias empresariales, con un maravilloso conocimiento empírico del mundo empresarial y con la honrosa responsabilidad de liderar la Mesa Nacional de Dirección y Gerencia, responsable de diseñar los estándares de competencia para las gerencias de las pymes en el país.  Fue aquí donde se despertó mi gran pasión… me sentía feliz, realizada, fluía, era muy reconocida en mi labor.  Tuve contacto con algunas de las mejores empresas de la región y del país y tal vez, en este punto de la vida y sin saberlo (no era consciente de ello) empecé a escuchar sutilmente, mi voz interior… y decidí renunciar luego de 4 años, para crear mi propia empresa y convertirme en emprendedora.

A la cuenta que he venido haciendo, sumemos cuatro años más y llegamos a 21… 21 años para descubrir que me gustaba ser emprendedora, que el mundo empresarial me movilizaba fuertemente y que la vida me había llevado ahí, quizá por azar. En este punto, ya tenía información muy valiosa, pero no la había procesado, ni visto de la manera tan clara que la veo hoy…

¿Por qué me cuesta tanto trabajo?

Todos, en algunas etapas de la vida, en unas con más intensidad que en otras, nos hemos preguntado:  ¿Por qué me cuesta trabajo realizar determinadas actividades o tareas, mientras que otras me resultan fáciles y estimulantes?  ¿Por qué algunas me generan desgano o pereza?  ¿Cómo incluir en mi vida más tareas y actividades que me motiven y como sacar aquellas que me resultan aburridas?

¿Dónde fluimos?  ¿Dónde no lo hacemos?

Para mí, las mejores respuestas a preguntas de vida que he encontrado han surgido a través de la neurociencia, al ésta descubrir que, todos tenemos un cuadrante cerebral con mayor cantidad de neurotransmisores, el cual es el único naturalmente eficiente; y haberme formado en el manejo de una poderosa herramienta de #Autoconocimiento, basada en estos estudios, que permite establecer con total acierto, el #Talento Natural o #Estilo de pensamiento de las personas, para que estas puedan encontrar una respuesta precisa al dilema entre escuchar los gritos del mercado o la silenciosa voz interior que le muestra su #talento natural, por lo tanto su “esencia de vida”, sus “dones# y sus “pasiones”. Encontrarlo es “UN REGALO DE VIDA”.

Todos alguna vez nos hemos visto obligados a escoger a quién escuchar:  a las voces demandantes del medio, es decir, el mercado, la escuela, la familia, los amigos, lo que está de moda, lo que es tendencia; o del otro lado, las voces interiores, que tenues, tímidas, discretas, nos van mostrando los propios intereses, las motivaciones intrínsecas, los gustos, las pasiones.  Algunas personas se atreven a escuchar sus propios susurros interiores.  Otros siguen las voces nítidas del medio y del mercado.

En el diseño del proyecto de vida hay aspectos relevantes que no pueden descuidarse, dado que su impacto negativo puede ser muy perjudicial.  Es importante revisar el equipaje de vida, compuesto por  las creencias, los valores, la cultura, la propia historia de vida.

Vivir un reencuentro con uno mismo, nos permite conectarnos con nuestro #talento natural, y así:

  • Identificar las actividades y retos donde se fluye naturalmente.
  • Encontrar los dones, las pasiones, la brújula interior.
  • Desempeñarse más eficientemente en el contexto académico y laboral.
  • Privilegiar la decisión laboral al enfocar la atención hacia las opciones que permiten ser más productivo, feliz y saludable, escuchando la voz interior.
  • Mejorar el nivel relacional al identificar qué tan compatible podemos ser con las personas que nos rodean.
  • Mejorar la autoestima y fortalecer la autoconfianza, alcanzando una mayor madurez emocional.

En conclusión: todos tenemos #talento, pero no tenemos #talento para todo. Una de las preguntas que se ha hecho la humanidad a lo largo de la historia, ya está resulta: ¿el líder nace o se hace? ¿el emprendedor nace o se hace? ¿el artista nace o se hace? La respuesta es NACE; sin embargo su propia historia de vida permite que encuentre sus talentos y se “abrace” a ellos o que no los encuentre y convierta su vida en una búsqueda eterna. La historia de cada uno es la que posibilita el encuentro con los talentos naturales.

No obstante, hoy podemos recorrer un camino más corto y certero, ya que existe un ejercicio de valoración basado en estudios de neurociencia que permite descubrir el #talento natural de las personas, entender los por qué de su historia de vida; y como lo planteo arriba, obsequiarse un maravilloso “regalo de vida”.

Por:  @MaríaCeciliaViana.  Gerente, Socia consultora #GenteCompetente, licenciataria #Bezinger

 

Noviembre 2020