Desarrollador Back End
11 diciembre, 2020
¿Las personas son felices en su trabajo?
2 febrero, 2021

La administración en toda su sencillez

Se ha escrito y se sigue escribiendo tanto sobre «habilidades ejecutivas”, “competencias gerenciales», “características de un buen directivo” y se han suscitado tantas polémicas acerca de cómo lograr ser un gerente eficaz, que el tema se torna complejo. El resultado es que muchos gerentes y directivos potenciales, en la actualidad están llenos de conceptos y teorías que los llevan a imaginar situaciones complejas donde no las hay.

Lawrence Asa Appley especialista en gestión y teórico organizacional, escribió en 1956 un artículo con el título “La Administración en toda su sencillez”, donde planteaba que la euforia del momento por nuevos conceptos más complejos y esnobistas, estaba generando confusión en la práctica de la administración y la sensación que tengo es que en nuestro tiempo el fenómeno sigue igual con posibilidades de empeorar. Por lo anterior considero de utilidad invitarlos a volver a lo básico recordando algunas de las reflexiones de Asa Appley especialmente referidas a la gestión humana:

  1. “La administración es el desarrollo de Gentes y no la dirección de objetos”.

Si se generalizara la aceptación de este hecho desaparecerían muchas dificultades que acosan a la gerencia. El dirigente que confiesa que prefiere matarse haciendo solo el trabajo, mejor que gastar su tiempo en enseñar y dirigir a quien lo hace, está confesando tácitamente que no está capacitado para dirigir.

  1. “Una responsabilidad fundamental del área de Gestión Humana es formar y asesorar a los directivos para la adecuada administración de las personas.”

Lo que complica este tema, que de otra suerte sería sencillísimo, es el deseo de algunos directivos de delegar toda la responsabilidad del personal a un departamento de personal; y el deseo, de parte de algunos directivos de estos departamentos, de apoderarse de esa responsabilidad.

  1. Si de verdad queremos establecer las bases para un adecuado enfoque de la Gestión Humana en nuestras empresas, deberíamos tener en cuenta: LOS MOTIVOS Y DESEOS SENCILLOS DEL HOMBRE.

Para tratar este punto consideremos algunos de esos sencillos intereses:

    • A todo ser humano le agrada trabajar en una empresa que cuenta con la confianza universal por la justicia y la equidad de su gerencia.
    • A todo ser humano le agrada trabajar con una persona que le inspire respeto y confianza a la vez.
    • Al ser humano le agrada ser recibido cordialmente en un nuevo empleo en vez de ser lanzado a él.
    • Al ser humano le agrada que se le dé una instrucción sencilla e inteligente sobre lo que se espera que desempeñe, cómo debe hacerlo y qué es lo que constituye su trabajo «bien hecho”.
    • Al ser humano le agrada el reconocimiento efectivo de un trabajo bien desempeñado.
    • Al ser humano le agrada que alguien reconozca su importancia.
    • Al ser humano le agrada saber que su trabajo diario es útil a otras personas.
    • Al ser humano le interesa que al terminar una relación con un superior inmediato, sentir que es un mejor trabajador, un mejor ser humano y un mejor ciudadano.

Estas son, pues, algunas de las sencillas verdades acerca de los seres humanos, que se consideran como lógicas…

¿Por qué, entonces, nos empeñamos en presentarlos en forma tan complicada?

Por:  @Augusto Alzate.  Socio Consultor en #GenteCompetente.

Diciembre 2020