La administración en toda su sencillez
16 diciembre, 2020
Experto en soluciones BI
12 febrero, 2021

¿Las personas son felices en su trabajo?

Para encontrar respuesta a este interrogante, comencemos entendiendo que la felicidad es un estado emocional, es sensación de goce que las personas sienten como consecuencia de actuaciones y vivencias.

Ante otras situaciones de vida, las personas sienten o tienen emociones no positivas, de tristeza, frustración, rabia, desengaño.

Por su esencia, como emoción, cada individuo la siente y vive de diferente manera, es dependiente de la percepción de la realidad y la consecuente interpretación o imaginación  que una persona hace de ella.

Esta condición natural de la felicidad, hace que sea difícil o quizás no posible, que diferentes personas tengan un nivel igual de felicidad o una felicidad común.

Un grupo pequeño o grande de personas puede sentir felicidad ante un hecho cotidiano, un triunfo deportivo de su país, un logro de la ciencia, la finalización de un conflicto. La razón que origina el sentimiento es la misma, la emoción es variable.

Esta individualidad del estado emocional que llamamos felicidad, nos aleja entonces de poder considerar la felicidad como un rasgo o característica de una cultura organizacional.

No podremos decir que uno de los rasgos o características de la cultura en determinada empresa es la felicidad.

 

Felicidad y Satisfacción

Es necesario también diferenciar entre felicidad y satisfacción. Una persona puede sentir satisfacción con algún trabajo realizado o con una condición de su trabajo y no por ello podemos considerar que se siente feliz.

Las personas están satisfechas cuando no tienen problemas o los han controlado.

Las personas son felices cuando eliminan el sufrimiento.

No es contradictorio encontrar personas que se sienten satisfechas con su trabajo y algunas circunstancias del mismo y aun así, no se sienten felices.

No se nace siendo feliz o infeliz, no es algo que se merece o no, no se aprende la felicidad. Se aprende a entender y afrontar la vida como camino a encontrar mayores satisfacciones y más felicidad. Se aprende cuando buscamos el autoconocimiento y empezamos a comprender por qué somos como somos.

El trabajo a realizar es la búsqueda de un estado emocional permanente de felicidad, sembrar al interior la felicidad, vivir la felicidad. Suena utópico, difícil, pero es posible, se puede lograr y cuando los problemas llegan, se asumen en un estado interior de felicidad. La buena noticia es que como seres humanos tenemos la capacidad de hacerlo.

 

La felicidad en el ámbito laboral

Ha tomado fuerza estudiar y  considerar la felicidad en el trabajo como  elemento crítico de bienestar y productividad. No hay discusión en  que si una persona se siente feliz en su trabajo, es más productiva.

Considerar la felicidad en el ámbito laboral, requiere entender que estamos analizando una parte significativa de ese estado emocional, mas no el todo.

Las empresas con sentido de responsabilidad con los colaboradores, desarrollan acciones, construyen y sostienen condiciones, formas de relación y escenarios de trabajo, tendientes a generar satisfacción, apuntando a que la mayoría de ellos incrementen sus niveles de felicidad y aprendan a manejar y controlar situaciones adversas en otros aspectos de vida.

Desde la selección podemos identificar niveles de motivación e implicación, aceptación de responsabilidades y retos, tolerancia al estrés, capacidad de adaptación al cambio, entre otros.

Liderazgo de alta calidad, estilo gerencial respetuoso, justo, comprensivo, reglas de juego claras, ambientes seguros, apoyo permanente, participación, atención a las ideas y aportes y reconocimiento al trabajo, forman parte de las condiciones a desarrollar y mantener en la empresa.

Con lo anterior, desarrollar habilidades, adquirir conocimientos y desarrollar  procesos de autoconocimiento de las personas, son acciones que aseguran el camino hacia un alto nivel de felicidad en los trabajadores.

Por:  @Jorge Mario Montoya Isaza, Socio Consultor en @Gente Competente S.A.

Enero 2021

Referencias:

  • Joe Dispenza, “deja de ser tu”
  • Jose Manuel Calvo Cobo, “Mindfulness: El arte de controlar tu mente”
  • Bertrand Russell: “La conquista de la felicidad”
  • Eckhart Tolle, “El poder del ahora”
  • Lorena Villareal, “La magia de transformar”
  • Stephen M.R. Covey, “La velocidad de la confianza”
  • Daniel Goleman, “Emociones destructivas”